San Miguel Arcángel pesando las almas en el Juicio Final

lunes, 21 de mayo de 2018

Sor Lucía: "O somos de Dios o somos del Diablo"


San Juan María Vianney: "Muchas madres se engañan con una falsa piedad"

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie e interior

"Son muchos los que ponen toda su confianza en alguna virtud, la cual practican porque su inclinación los lleva a ello; por ejemplo: una madre vivirá muy confiada porque reparte algunas limosnas, practica con asiduidad sus oraciones, frecuenta los sacramentos, y hasta lee libros piadosos; pero ella misma ve sin inquietarse cómo sus hijos van dejando las practicas de piedad y se apartan de los sacramentos. Sus hijos no cumplen con la Pascua; más su madre les permite concurrir a veces a lugares de placer, a bailes, a bodas, a reuniones mundanas; le gusta que sus hijas figuren en sociedad, pues cree que, si no frecuentan esos sitios mundanos, pasaran inadvertidas y no tendrán ocasión de colocarse ventajosamente. No hay duda que así pasarían más inadvertidas, pero para los libertinos; no tendrían ocasión de establecerse con aquellos que después las van a maltratar cual viles esclavas. Mas lo que preocupa a esa madre es verlas bien acomodadas, verlas en compañía de jóvenes de posición. Y con esto y algunas oraciones y buenas obras que práctica, la infeliz se figura andar por el camino del cielo.
Pobre madre, sois una ciega, una hipócrita; no poseéis más que una apariencia de virtud. Andáis confiada porque practicáis la visita al Santísimo Sacramento: no hay duda que es ello una obra buena; pero vuestra hija está en el baile, vuestra hija se deja ver en el café en compañía de gente libertina, de cuyas bocas salen con frecuencia las más inmundas torpezas; vuestra hija, por la noche, está donde no debiera estar. Vamos, madre ciega y reprobada, salir de aquí, dejad vuestras oraciones; ¿ no veis que vuestra conducta se asemeja a la de los judíos, quienes doblaban la rodilla ante Jesús, sólo para simular que le adoraban? ¡Venís a adorar al buen Dios, mientras vuestros hijos están a punto de crucificarle! ¡Pobre ciega!, no sabéis ni lo que decís, ni lo que hacéis; vuestra oración no es más que una injuria inferida a Dios Nuestro Señor. Comenzad saliendo en busca de vuestra hija que está perdiendo su alma; después podréis venir aquí para implorar de Dios vuestra conversión".
San Juan María Vianey.

lunes, 14 de mayo de 2018

La marquesa Phillipine de Rotschild brinda por el ídolo de su colgante...


Miren el colgante. Es Baphomet, la representación de Satanás como Cabra Satánica.
Sin palabras...

Concepto masónico del Infierno: la aniquilación de las almas

A continuación, las afirmaciones de un satanista - masón llamado Sid, aficionado también al budismo, hechas a Kerth Barker y relativas al Infierno, en el que afirma que las almas que mueren en pecado mortal no se condenan, sino que son aniquiladas (lo cual es una doctrina falsa).
Se puede ver el capítulo entero del libro en este vídeo: 

https://youtu.be/EzppWo6WmHQ







El satanista Sid, dice que la 2ª muerte que aparece en el Libro del Apocalipsis (aunque está traducido mal como el Libro de las Revelaciones llamado así en inglés) significa la destrucción o aniquilación del alma del satanista.

Lo cual es falso, porque las almas son inmortales y jamás desaparecen. Pero ese es el engaño de Satanás que consigue seducir a sus adoradores ayudándoles a que obtengan poder y dinero en esta vida creyendo que se van a librar del castigo eterno en la otra.





viernes, 11 de mayo de 2018

Católicos y evangelistas de Paraguay acusan a "Horror Fest" de ser una ceremonia encubierta de iniciación satánica

El denominado "Horror Fest" se realizará por primera vez en nuestro país del 11 al 20 de mayo. Imagen: Facebook.

Grupos conservadores y referentes de iglesias cristianas han expresado su indignación contra el festival “Horror Fest” que se realizará en los próximos días en Asunción, catalogándolo inclusive como “un evento enfocado al miedo, el terror y todas las cosas del maligno”.

09 DE MAYO DE 2018



En las últimas horas han empezado a difundirse a través de las redes sociales y grupos de Whatsapp una serie de comunicados que guardan relación con el denominado “Horror Fest Paraguay”.

Uno de ellos ha sido el de la Coordinación Nacional “Somos Muchos Muchos Más”, que ha brindado su postura en contra de la realización de este evento alegando que “tiene como finalidad la exposición de diferentes contenidos de terror extremos”.

En tal sentido, realizaron una denuncia pública sobre las restricciones que deben operar respecto a la concurrencia de menores de edad a eventos de esta naturaleza, los cuales “afecten su desarrollo psíquico y los exponen a peligro físico al ser expuestos a escenas que no se hallan en condiciones de procesar, pudiendo replicarlas con sus pares”.
Por su parte, la Asociación de Iglesias Evangélicas del Paraguay (ASIEP) también ha sentado una postura contraria al festival, expresando lo siguiente en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook: “Pastores y líderes miran con preocupación evento que se está preparando para los próximos días en Asunción. El evento se denomina Horror Fest, “Fiesta del horror” en castellano. Los que conocemos la Palabra de Dios tenemos más que claras las consecuencias espirituales de estos actos que, disfrazados de ‘show’ y bajo la atractiva presentación de ‘efectos especiales’, ‘maquillaje artístico’ y ‘diversión’ son verdaderos actos espirituales con efectos calamitosos a corto y largo plazo”.

En el texto también hacen mención a que, además de las consecuencias espirituales, también pueden producirse “consecuencias psicológicas y físicas”, señalando que “participar del terror desensibiliza ante todo lo maligno, incluyendo asesinatos, suicidios y todo tipo de violencia”, además de otros varios argumentos.

Otro de los sectores que expresó su indignación por el “Horror Fest” es el de la Iglesia Católica. Pese a que no existe un comunicado oficial, circula a través de varios grupos de Whatsapp un mensaje que refiere que “es un festival enfocado al miedo, terror, y todas cosas del maligno” e insta a los fieles a “doblar rodillas para que no tengan éxito”.

“Imaginen 10 días entrada gratuita para adorar a Satanás. Es muy fuerte. POR FAVOR CLAMEN AMADA IGLESIA”, reza parte del texto que aparentemente es un pedido del Padre Fabio Recalde, cura párroco de la Catedral de Ciudad del Este.
La primera edición del “Horror Fest 2018” se celebrará del viernes 11 al domingo 20 de mayo en el Centro de Convenciones Mariscal López. El evento incluirá caracterizaciones alusivas a series televisivas y películas del género del terror, entre otros temas. El ingreso será libre y gratuito y se llevará a cabo en el horario de 14:00 a 23:00 horas.
(http://www.hoy.com.py/nacionales/catolicos-y-evangelicos-se-horrorizan-por-una-fiesta-por-convocar-al-diablo-acusan)

viernes, 4 de mayo de 2018

La Confesión Sacramental



         Antes del sacramento, considerar el pecado y la gracia.
El pecado es una mancha espiritual maligna que puede llegar a quitar la vida de Dios en el alma si es mortal. Una comparación válida es con la neoplasia o tumor maligno en relación al cuerpo. El alma es inmortal pero el pecado mortal le quita la vida de la gracia y por eso se dice que está muerta a la vida de Dios, aun cuando la persona respire, hable y camine. El pecado es sinónimo de malicia: el hombre elige libremente lo opuesto a los Mandamientos de la Ley de Dios, que son los Mandamientos de Satanás). La libertad en elegir el pecado justifica la existencia del Infierno, porque en Justicia, Dios debe dar a cada uno lo que cada uno elige con sus obras libres. A los buenos, el Cielo, a los malos, el Infierno. El que muere en pecado mortal lo hace por libre elección. Dios no condena, sino que da al condenado lo que el condenado quiere, una vida eterna de pecado. Solo que esa vida se vive en el Infierno. Ahí es donde se ve la verdadera realidad y el verdadero aspecto de la lujuria, de la avaricia, de la pereza, y no con el disfraz de la sensualidad con el que se ve el pecado en esta vida.
         La gracia es participación del alma en la vida de Dios Uno y Trino. Por la gracia, el alma recibe a Dios Trino, que empieza a vivir, con su Trinidad de Personas divinas, en el alma. Sin la gracia, el alma vive una vida puramente natural y no puede perseverar más de un tiempo (doce meses) sin cometer un pecado mortal. La gracia es al alma lo que el alma al cuerpo: así como el cuerpo sin alma está muerto, así el alma sin la gracia está muerta a la vida de Dios y Dios no está en esa alma.
         Aspectos teológicos del Sacramento de la Confesión:
Con su muerte en cruz, Jesús quita los pecados, derrota al demonio y vence a la muerte.
         En el Calvario, su Corazón es traspasado y brotan Sangre y Agua, con la Sangre y el Agua, el Espíritu Santo. La gracia del Espíritu Santo se nos comunica por los sacramentos, bajo un aspecto particular.
         En el Sacramento de la Confesión, se nos comunican el Agua, que lava los pecados y la Sangre que, conteniendo al Espíritu Santo, nos justifica o santifica.
         Por la Confesión Sacramental, recibimos el Agua y la Sangre que brotaron del Corazón traspasado de Jesús. Al confesarnos, estamos como el centurión romano que, al dar el lanzazo, recibió sobre sí el Agua y la Sangre que brotaron del Corazón de Jesús.
         Otro aspecto es la Misericordia Divina: Jesús se interpone entre la Ira de Dios y nosotros, recibiendo el castigo que merecíamos todos y cada uno de nosotros. Él recibe los golpes y a cambio, nos da su Amor Misericordioso.
         Dios no tiene obligación de perdonarnos los pecados. Si lo hace, es por pura misericordia.
         Si Dios no nos perdona, nuestro destino es la eterna condenación en el Infierno. No es un cuento para niños, sino la realidad de la vida.
         Aspectos técnicos: debe ser cada 20 días aproximadamente. Los mortales se confiesan con número y especie, sino, la confesión es inválida. Los veniales se perdonan con la absolución dada al inicio de la Misa por el sacerdote y con la Eucaristía. El arrepentimiento por temor al Infierno es imperfecto y no es salvífico (atrición). El arrepentimiento por amor a Dios es perfecto y salvífico (contrición) pero es una gracia, por lo que hay que pedirla siempre.

lunes, 30 de abril de 2018

San Vicente Ferrer - Sermón sobre el Anticristo y el Juicio Final


Imagen relacionada

San Vicente Ferrer - Sermón sobre el Juicio Final:
"De la misma manera, en el tiempo del Anticristo, el Sol de justicia quedará oscurecido por la interposición de los bienes temporales y la riqueza que el Anticristo otorgará al mundo, en la medida en que el el brillo de la fe en Jesucristo y el resplandor de las buenas vidas ya no brillará entre los cristianos. Porque, para que no pierdan su dominio, los gobernantes temporales, los reyes y los príncipes se pondrán del lado del Anticristo. De la misma manera, los prelados por temor a perder sus dignidades, y los religiosos y sacerdotes para ganar honores y riquezas, abandonarán la Fe de Cristo y se adherirán al Anticristo".